CONVERSACIÓN CON ELOY 

por Freddy Gonçalves Da Silva

 Eloy dixit 

 

 

Vivimos avances tecnológicos que no tuvieron nuestros padres. Tenemos redes sociales para expresarnos sin prejuicios. Se nos dio acceso a la información. Nos facilitaron la vida y las formas de comunicarnos; por eso somos diferentes, porque tenemos todas esas posibilidades a la mano. Es lo que nos toca. Entonces como el adulto piensa que su forma de hacer las cosas es mejor, sino lo hacemos como ellos entonces lo hacemos mal.

 

 

¿Cómo estuvo la cuarentena?

 

En principio pensé podía aguantar lo que durase, pero a medida que avanzaban los días me costaba más. Hubo un momento en que creí que no íbamos a salir de esta o que sería mucho más tiempo encerrados.

 

¿Creíste eso porque estabas agobiado?

 

Más o menos, porque llegó un momento en el que no sabía cómo tomarme las clases virtuales. En verdad iba bastante mal y me estresaba porque veía que algunas cosas no las conseguía acabar en el debido plazo. Llegó un momento en el que me agobié mucho. Prefería mil veces las clases normales a las virtuales. 

 

¿Qué cosas extrañaste?

 

Eché mucho de menos las clases presenciales, y poder quedar con amigos. Eso siempre fue algo que quise hacer durante la cuarentena. Porque estar con la familia encerrado está muy bien, pero al final, tanto tiempo juntos, hacia que nos cansáramos unos de otros.

¿Leíste?, ¿jugaste?, ¿viste series o películas?

 

Pues yo pensé que la cuarentena me iba a ayudar a focalizarme para aprender cosas nuevas. No fue así.  Empecé a entrenar y lo dejé a los días, improvisé varias cosas y ninguna las acababa o, simplemente, las dejaba por otras cosas. Me pasaba también con los juegos o alguna serie que había empezado por mi cuenta.

 

Aunque dejar las cosas a medias es lo que mejor se me da, sí terminé alguna serie y vi muchas películas con mi familia. Era: “hago esto o me muero de aburrimiento”. Tener el móvil ya era como: “vale, tengo el móvil y puedo hacer cosas con él”, pero si lo tengo a diario, a todas horas, deja de ser divertido.

 

¿Alguna de las series que viste te marcó particularmente?

 

Dark, que la empecé con mi madre y luego vi la segunda temporada con mi padre. Me gustó muchísimo. Es una serie con mucho misterio, que siempre te deja dudas. En la última temporada te explican lo que pasó y por qué pasó, dejándote todo muy bien hilado. Creo que la voy a recordar por bastante tiempo por lo buena que me pareció. A mi parecer, claro.

 En tiempo presente 

 

¿Cómo te sentiste con esta propuesta?

 

Me mantuve porque me parecía interesante. Y el hecho de que no solo tú dieses tu opinión, sino que más gente opinara, que valorara lo que hacíamos, 

me pareció muy guay.

 

¿Algo en específico que te animara?

 

Cuando entregué el microrelato flipaba con los audios de todas esas personas diciendo lo que les parecía. Además, esa tabla de clasificaciones te la curraste mucho. Daba una sensación dinámica en las que todos estábamos tan involucrados. Esas propuestas de cosas culturales me encantaron, eran tan diferentes entre sí, aunque me costaron algunas. Porque eran cosas que parecían no llevar mucho tiempo y al final sí exigía demasiado, porque tocaba centrarte en eso, pensar cuál va a ser tu respuesta, cómo lo vas a hacer. Pufff. Yo me lo pasé muy bien.

 

¿Qué es la cultura para Eloy?

 

Iba a decir “lo propio de un país”, pero la cultura es, aunque suene algo cursi, una forma de expresarse y que no tiene por qué ser de acerca de un país. Existen cosas que pueden unirnos a todos, sin tener que ser de nadie en específico o de una nación. 

En ese sentido, ¿qué lugar ocupa la cultura en tu vida?

 

Ocupa un gran cacho de mi vida. Al fin y al cabo, cultura no tiene por qué ser solo una persona que sabe mucho, o de saber matemáticas y tal. Ser culto tiene muchas ramificaciones porque puedes ligarlo a varias ramas del arte. A mí me gusta mucho explorar culturas de otros países, me parece muy bonito. Cada tipo de cultura, su música, el arte, los platos. ¡Me gustan mucho las comidas típicas de algunos sitios!

 

¿Y cuáles son esas cosas que te gustan explorar?, ¿qué oyes, qué ves, qué comes?

 

Creo que con los años ha cambiado un poco más mi respuesta. Antes me interesaba lo clásico o lo tradicional, pero cada día me abro a otras ideas. Por ejemplo, el cine de otros países. Me hace ilusión cuando mi papá me dice para ver cine francés o alguna película alemana, porque logro ver las diferencias con las grandes producciones a las que estamos acostumbrados. Esas grandes producciones de Hollywood y las películas americanas. Se notan muchas las diferencias. Es más, ahora puedo decir que me gustan mucho los dramas y las películas históricas. En cuanto a libros, me interesan los mismos temas, porque al fin y al cabo para mí un libro es una película leída. 

O sea, ¿es puro entretenimiento?, ¿puedes explicarme eso?

 

Sí y no. Es decir, con el libro tú “te montas la película” por así decirlo. Si yo leo me entretengo, pero también armo las ideas como si las viera o viviera, por eso me interesa tanto los policiales, el misterio o la ciencia ficción. Pero no me cierro. Es como con la música. Antes me limitaba a un único género, pero ahora me abro mucho más y tengo menos tirria. Me decía a mi mismo: “no, Eloy, sólo escucha tal o cual cosa”. Más que decírmelo, como que me lo insinuaba. Y al día de hoy, aunque predomina el hip hop, me gusta la música en general. Ahora estoy con pop, rock alternativo, música indie. No sé, creo que escucho más de todo. 

 

Sé que tenías una historia en watpad…

 

Espera, que falta la comida.

 

Cierto, ¿qué comes?

 

Es que comer me ayuda a imaginar. Probar la comida típica de algún país, me pone a pensar en cómo son las condiciones de ese sitio o por qué hay formas diferentes de preparar la comida. Últimamente estoy obsesionado con decirle a la gente que quiero probar muchos quesos.

¿Por alguna razón específica?

 

Porque me gusta el queso, y explorar cosas nuevas, ver otras tradiciones… Comer… Comer, en general, es que me gusta. 

 

¿Crees que eres una persona observadora?

 

Suelo ser muy observador, aunque me sale también la vena creadora. Me gusta crear mis propias historias, mis letras, mis poemas. La idea siempre me llamó. No le pongo tanto empeño, y no porque saliese mal; es que me parece que no retransmite lo que yo quiero expresar. Muchas veces me frustraba porque volvía a leer lo escrito, y al final lo tiraba. No me gustaba. Y así, muchas veces, hasta que un día dije: “ya está, se acabó”.

 

Entonces volvemos a la pregunta de tu historia en watpad. Porque, además, no es casual que te fuera tan bien con el microrelato, ¿por qué esa relación tan complicada que tienes con la escritura?

 

No sé, el libro de watpad en su momento estuvo bien, pero tiempo después ya no me gustaba. Recuerdo que cuando lo escribía, no pensaba, sino que lo hacía sobre la marcha. 

Con el microrelato fue diferente porque me tocaba pensar más. Eso me llevaba mucho tiempo. Y a mí me gusta escribir, pero siempre lo dejaba para mi tiempo libre. Escribía historias de personajes que se perdían. Es lo que me salía y entonces seguía porque me gusta mucho escribir. 

 

Y siendo tan cercano a la música, ¿no te has imaginado escribiendo letras de canciones?

 

Sí, lo he pensado mucho, pero sigo sin conseguir lo que quiero transmitir. 

 

¿Qué es lo que quieres de la escritura?

 

Eso. Poder reflejar lo que siento. Y como no puedo, me frustro, pienso que no valgo para eso. Lo dejo.

 La juventud 

¿Los jóvenes leen más libros actualmente?

No. Los adultos intentan que no te esfuerces tanto para que no abandones los libros, aunque creo que esa forma de leer ya no está tan presente como antes. También la virtualidad te lo facilita todo con imágenes, twitter, pequeños párrafos, creo que para que la gente no se aburra.

 

¿Me estás diciendo que la lectura es aburrida?

 

No, para nada. No es que a mí me parezca aburrida. Es que las redes sociales buscan que ahora las personas se expresen en el menor tiempo posible. Con menos palabras, para que la gente no pase de ello. Supongo que lo de expresarse ya no es como antes. Ahora todo se escribe muy corto, directamente, sin explicar motivos. Al final estamos todos expresándonos lo mínimo. Es que las redes sociales te hacen pensar en eso: imágenes y textos cortos. Te condicionan.

 

¿Crees que hay alguna forma de motivar a los jóvenes? A leer, fuera de su espacio.

 

Hay que normalizar el hecho de leer. Por ejemplo, si ya es normal tener redes sociales, pues eso te invita de una manera camuflada a escribir lo mínimo. Pero si una red social, estilo watpad, fuera más una propuesta para leer libros, o leer tochos, al fin y al cabo, se normalizaría y la gente se acercaría a ello por moda. Evidentemente los jóvenes ya no leemos de la misma manera. Debes tener una red famosa de escritura y lectura para que todos repitan, porque somos una generación de repetición.

Explícame un poco eso de la repetición.

 

Por ejemplo, todos estamos en alguna red social sí o sí, compartiendo nuestras vidas y comparándonos con el otro. Cosa que no deberíamos hacer porque cada uno es su mundo, pero te comparas.

 

¿Así es tu relación con las redes sociales?

 

Mi relación es buena. O sea, es de amor y de odio como todo el mundo. Paso tanto tiempo en ellas que me acabo acostumbrando a lo que hay. Las redes te dan muchísimo entretenimiento, muchas cosas, pero luego también piensas que todo es una mierda. Piensas: ¿Por qué pasan ciertas cosas? o ¿por qué ellos tienen esto?, ¿por qué esta persona puede permitirse esto a esa edad y yo no? Esta persona es muy guapa, tiene muchas cosas… y no es envidia, es que no vas a poder ser como la otra persona. No te enfadas, pero te quedas un poco rayado.

 

¿No crees que las redes sociales evidencian una profunda desigualdad social?

 

Sí, obviamente. No tienes lo que tiene el de al lado y viceversa. Las redes sociales reflejan más esas cosas.

Ves más brecha en cuánto tiene el otro. Una cosa que no me parece del todo correcto. O sea, porque también es contradictorio. Si eres alguien famoso y subes una foto mostrando algo lujoso, es como: “¡woao!, lo subió ESTA persona que es famosa, qué guay…” pero si lo hace un amigo tuyo o una persona que conoces, empiezas a cuestionarlo: “¿por qué lo hace?”, “¿qué se cree?” Entonces por qué hay personas que se sienten libres de hacer algo según el número de seguidores que tiene y otras simplemente no pueden, si se supone que somos personas iguales. Es que no lo entiendo.

 

¿Y tú te sientes una persona libre?

 

No libre del todo, porque hay normas que no puedo romper o cosas que no puedo hacer. Más que por las leyes, es que me condiciono por lo que me dice la gente. No quisiera ser así, pero me tomo muy en serio el comentario del otro, y eso me quita libertad. Ahora lo que sí es que en la actualidad soy mucho más libre de expresarme y decir lo que pienso, al menos más que las personas de otras generaciones. 

¿Crees que actualmente hay un prejuicio contra esta generación de jóvenes?

 

Desde otras generaciones siempre hay un prejuicio. Incluso entre nosotros mismos tenemos algo de saña. Todo lo que hacemos tiene algo malo, y siempre habrá alguien que te lo critique. Aunque no te conozca personalmente. Asumimos que todos son iguales. Además, está la imagen que muestras en las redes, que es una forma muy fácil de que todos acaben criticándose entre ellos. No es que yo sea un santo y no critique a nadie, pero esta generación tiende a señalar más rápido al otro por tener muchas mas facilidades para abrirnos y expresar lo que nos gusta y queremos. 

 

Luego está el adulto que nos tacha de que estamos todo el día igual. Para ellos somos las típicas imágenes de cualquier parodia de chavales que está siempre echado con el móvil. Somos la burla. Entiendo que, a ti, adulto, te puede parecer eso; y el humor es humor y puedes hacer bromas y lo que quieras; pero si te pusieras un poco a pensar que todo a tu alrededor ha cambiado, no insistirías con la idea de que debemos seguir haciendo el mundo como lo tenías pensado.

 

Hay mucha gente que se queda estancada y no piensa que, al fin y al cabo, muchas cosas se facilitan estando frente a la pantalla, aunque no esté bien estar pegado siempre a ella. 

 

Hay otro tema que parece fastidiarle a las otras generaciones: el no poder o no saber expresarse de la misma manera que lo hacemos nosotros al día de hoy. Tú lo que escribes y percibes lo miras desde tu perspectiva. Ellos no son tan empáticos con eso. Mira la forma que tenemos ahora de relacionarnos con la sexualidad. Somos más abiertos con ese tema, ya no importa tanto lo que te guste, cómo te guste o cómo seas.

 

¿Y tú te consideras empático?

 

¡Obvio que sí! Soy una persona bastante empática, porque ponerse en la piel del otro, al fin y al cabo, es necesario para coexistir entre nosotros. Es importante pensar en el otro, cómo se siente. No sería bueno pensar solo por nuestro propio bien.

  

 El mañana 

¿Cómo ves el futuro?

 

En el futuro general veo que todo va a ser mucho más instantáneo, nos expresaremos en imágenes.

 

O sea, vuelvo a lo de si leemos libros. No creo que leer sea una carga. A veces cuesta, pero tiene su beneficio, porque el libro te aporta muchas cosas.

 

Aunque ahora tampoco es que sea un esfuerzo en sobre medida, porque lo de leer va a menos. Ahora todo está facilitado para ser mucho más dinámico. Con tanta información, tardas muchísimo menos en hacer y entender algunas las cosas. Es como cuando te dan el puré tus padres de pequeño, te lo están dando todo molido para que no tengas que hacer nada con la boca. Al no tener dientes, no tienes masticar ni que esforzarte, porque eres todavía pequeño. Te lo dan todo masticado. Y es lo que está haciendo ahora el mundo. Busca parecer más llamativo a la gente, dándote todo masticado.

 

Entonces veo el futuro cada vez más, más, más y más vago mentalmente. La gente se volverá más vaga y hará el menor esfuerzo para comprender algunas cosas. No sé si me estoy explicándome bien. Todos quieren ser más prácticos.

¿Te sientes cómodo con eso?, ¿con esa facilidad?

 

No del todo, es que te están obligando a que sea así de práctico. Estamos súper controlados. Y diciendo lo que queremos cada vez con menos palabras. Creo que se puede evitar, pero van a ocurrir y cambiar cosas que serán inevitables, porque se nos quedarán grandes. La sociedad lo verá como algo fácil y se limitará al avance; pero quizás uno debe tomar decisiones de niño más grande. No conformarnos con el potito y la leche, sino pedir carne, cosas que nos sean complicadas, que sean un esfuerzo y nos pongan a pensar.

 

Quizás deberíamos dudar de que todo sea tan fácil, intentar buscar diferentes opiniones, otras maneras de entender las cosas, no limitarse a escribir cuatro palabras para expresarte más a fondo. Es una forma de revelarse.

 

¿Cómo afecta todo eso a tu futuro?

 

Mi futuro lo tengo todavía muy confuso, porque no sé qué hacer. Cogí el bachiller humanístico y al día de hoy no sé todavía qué voy a hacer después.

Sé que eso que pasa mucho, pero a mí me angustia. No saber qué va a ser de mí me fastidia. Si voy a acabar el bachiller o qué haré después. Ni en qué trabajar o estudiar. Me angustia no tenerlo decidido.

 

¿Qué otras cosas te angustian?

 

Voy a decir una cosa muy concreta: ver que voy mal en una asignatura y que no me da tiempo de recuperarla. Saber que tengo un examen y que ese examen tampoco lo voy a aprobar porque no estudié lo suficiente. O pensar en que mi futuro no es como yo quiero. O peor: no saber qué hacer con ese futuro.

 

¿Qué cosas te emocionan?

 

Puff, aquí no sé bien qué responder. Es que depende. Me emociona ver que alguien le va muy bien. O que alguien que está muy mal ahora está genial. O que a mí me va mejor que en otro momento. Son muchas cosas. Es que la emoción puede cambiar tanto.

 CÁPSULAS 

Lo siento, pero ahora que lo estabas explicando, ¿digo lo primero que pienso al escuchar la palabra o digo lo que siento al escucharla?  II -Lo primero que ocurra.

LIBRO:

Imaginar.

 

MIEDO:

Futuro.

 

ALEGRÍA:

Familia.

 

INSTAGRAM:

Socializar.

 

ENCIERRO:

Angustia

 

ESCRIBIR:

Pensar bien.

 

MUERTE:

Final.

CLUB DE LECTURA:

Diversión (no es por hacerte la pelota).

 

BIBLIOTECA:
Cultura.

 

FUTURO:

Control.

 

JUVENTUD:

Nuevos pensamientos.


INSTITUTO:
Futuro.

 

CINE:

Cultura

 

SOCIEDAD:

Hipócrita.

POLÍTICA:
Separación de poblaciones.

 

HOGAR:
Seguridad.

 

ESPAÑA:

Anticuado.

 

AMIGOS:

Diversión.

VIDA:

Transcurso.

 

FAMILIA:
Seguridad.

 

EMPATÍA:
Necesidad.

 

AMOR:

Pasajero.

 

¿UN DEFECTO?:

Me fijo demasiado en lo que piensa la gente.

¿UNA VIRTUD?:

Sé divertirme.

 Terminamos.

Pues, me pareció muy divertida la propuesta y que me lo pasé bien.

 Te mereces dos bon bon bum.

Jajaja voy a sustituir eso por unos garbanzos que es lo que tengo para comer.

 

@Eloy

@Freddy

 

Gijón, 2020

Entrevista a Eloy

Separata del fanzine

En tiempo presente.

20200618_191708.jpg

 Conversación con Adry   

20201115_175352_edited.jpg

 En tiempo presente