Estanterías submarinas: recomendaciones I

Iluminamos nuestros estantes submarinos para hacer recomendaciones dirigidas a jóvenes lectores. Reuniremos y compartiremos reseñas de libros, series, cine, arte, juegos o música.



ÁLBUM ILUSTRADO:

Unas personas

Jairo Buitrago

Manuel Monroy

Océano Travesía

México, 2019


A diario, las calles no sólo son transitadas por muchas personas diferentes sino también por sus anécdotas. Es decir, así como un barrio es habitado por su gente, cada persona alberga un momento en donde la vida les cambia definitivamente. Es como el tejido de una gran cobija, donde se cruza desde la alegría de un niño que estrena un regalo de la abuela a una chica que descubre un libro sobre Juana de Arco en la biblioteca. Parece sencillo, casi obvio, pero en cada uno de esos instantes se desvela la vida de estas personas y, por lo tanto, las de esa calle.


Este álbum, dirigido a niños, jóvenes y adultos, invita al lector a visitar detalladamente una gran estampa. Más que un álbum es un anecdotario. En cada doble página observamos un fragmento de la calle, con el personaje en alguna situación cotidiana, y al lado una anécdota o microcuento sobre ese momento tan cotidiano como trascendente en la vida de la persona.


Es un libro sencillo, sí, a ratos elemental, pero la elección de las palabras exactas para contar estas breves historias son tan poderosas como el trabajo plástico del ilustrador. Esa sincronía entre la misteriosa imagen de quién camina por las calles o se asoma por una ventana, se equilibra con cada palabra elegida para ensamblar el relato. Estas historias mínimas, en su mayoría, son emocionantes e interesantes, de esas que invitan al lector indagar en el ejercicio imaginario de la creación. Por ejemplo, ¿qué pasaría después con la chica que descubrió a Juana de Arco?, ¿cómo cambiaría su vida?, ¿cómo su relación con el barrio?. Existen una o dos historias que pudieran ser más potentes, una de estas es precisamente el guiño de la última página acerca de sus autores. Nos hace debatirnos como lectores si es un gesto de humildad al considerarse a los creadores como unas personas más; o más bien un exceso de vanidad. Sea cual sea la lectura, esto no entorpece la sólida propuesta del libro.



NOVELA:

Al sur de la Alameda: diario de una toma

Lola Larra

Vicente Reinamontes

Ekaré

Chile, 2014


Nicolás, arquero del equipo de fútbol del instituto, decide apoyar la toma de su colegio privado como forma de protesta. Se une a la causa de muchos otros liceos públicos en el 2006 en Chile. Lo hace, en principio, para estar más cerca de Paula, quien recién había llegado de Francia y apoya de forma comprometida lo que será recordado como la "revolución pingüina". Esta decisión de Nicolás sorprende a sus amigos del fútbol, a los miembros del Centro de alumnos que no se lo toman en serio por ser deportista y a sus padres, quienes en el pasado también estuvieron involucrados en revueltas estudiantiles. Esos días de encierro antes de la manifestación convocada en Santiago de Chile, sirven como espacio para que la vida de ellos se transforme, entre rencillas, acontecimientos propios de la adolescencia y personajes anónimos, como el de una espía con binoculares que los sigue paso a paso. Hay que estar alertas, en tiempo de batallas, cualquiera es un enemigo desde la trinchera.


Esta novela está narrada a dos voces. Ambas en primera persona. En primer lugar está la voz de Nicolás, quien escribe un diario durante la toma. Es el punto de vista de un protagonista que duda, que se enfrenta constantemente a la sospecha de sus compañeros para demostrar que no es un anodino y quien, muy a su manera, se va involucrando de a poco en las reivindicaciones sociales de la lucha. Esta narrador tan honesto, construido desde la duda y el aparente desapego, es fundamental para entender la importancia de la lucha sin pasiones reivindicativas. Esto permite una mirada equilibrada y un vínculo inmediato con el personaje. La segunda voz, misteriosa, más ajena al lector, se muestra a partir de secuencias ilustradas que se intercalan en el texto. Desde los ojos de quien los vigila y observa. Es una voz silenciosa, cauta, como si trajera de vuelta la conciencia de la memoria histórica de un país.


Recomendada para lectores de doce años en adelante. Es una obra escrita con sencillez y que arroja datos históricos que dan coherencia y vitalidad a la obra. No se trata de un libro de denuncia, sino los antecedentes cotidianos de un hecho trascendente para los jóvenes chilenos. Su obra no se reduce al acontecer histórico, sino que se pasea a través de los estereotipos, el prejuicio, las relaciones de poder, el amor y el sexo en la adolescencia. Sus personajes se construyen en base a una motivación en común y esto permite que el núcleo siempre mantenga amarrada las historias. Su final, más allá del epílogo, deja abierta la puerta para múltiples conversaciones acerca de nuestros derechos, deberes y compromisos con el bien social. Este libro ha sido merecedor de múltiples reconocimientos y traducido a varios idiomas; esto último es un gran logro, pues su origen parte de una tradición chilena tan local que incluye glosario y dicha honestidad le permitió esa trascendencia.



NOVELA GRÁFICA:

Un lugar equivocado

Brecht Evens

Traducción: María Rosich

sins entido

Madrid, 2011


Esperar a Robbie es como construir la figura de un Godot contemporáneo. Robbie, joven seductor, divertido, espontáneo, que produce un inusitado encantamiento en hombres y mujeres que lo rodean. Todos lo añoran, lo esperan, desean su presencia más que su cuerpo. Es una anécdota que se cuela en medio del aire que respiran y por eso lo añoran desesperadamente. O al menos así ocurre en la primera de las tres historias de esta novela gráfica.


Un tímido y comedido Gert, quien prepara una fiesta a la que acude todos los ex compañeros de un curso, esperan con anhelo la llegada del misterioso Robbie. Fiesta que devela miedos, cotidianidades y aburrimiento, pues todas las expectativas están puestas en esta llegada. La segunda historia, al contrario, es el encuentro con Robbie que se materializa en una disco frente a Naomi, en una noche salvaje y seductora. El mito es real. En la tercera parte, Gert y Robbie se encuentran, finalmente, amparados por la locura de la noche. Son la cara opuesta de una misma moneda. Jóvenes con formas distintas de concebir la vida


Esta novela gráfica para adultos es perfectamente una buena lectura para jóvenes a partir de dieciséis años. Es un libro que habla de la diversión, del vértigo de las personas nocturnas pero también de la soledad, del miedo a la vida de los jóvenes que comienzan a crecer; esos que aún se debaten entre el desarraigo de la adolescencia y las complejidades del mundo adulto. Este libro es un tratado sobre la libertad de ser, parecer y pertenecer. Siendo brillante ese último encuentro entre Robbie y Gert, como si ambos encontraran a su Godot, al existencialismo en la faz del otro, un Robbie viendo el sosiego y el miedo; un Gert obligado a cruzar sus límites. Todo en nombre de la amistad pero, a su vez, en una gran celebración, una fiesta de colores y sensaciones. Es salir a festejar con tus amigos y olvidarte de la vida. El libro fue ganador del Premio de la Audacia Angoulême 2011 y la ilustración es un encuentro con la experiencia estética tan peculiar de su creador. Colores vivos, líneas que se cruzan, ambientes en fuga, sus viñetas que se difumina la mayoría de las veces en los tránsitos de sus personajes, en los parlamentos escritos a colores, con la misma técnica. Es un diálogo constante con el lector y una obra de arte que demarca el estilo de este joven creador. Solo basta con leer y ver el resto de su trabajo, que iremos recomendando, para entender el valor contemporáneo de su estética.




Fósforos e metal sobre imitaçao de ser humano

Filipa Leal

Assírio & Alvim

Porto, 2019


Filipa Leal tiene la capacidad de seguir sorprendiendo a sus lectores no sólo con obras poéticas de estructuras complejas, sino con la vida del poema suelto. Ambas lecturas son tan poderosas como si fueran estructuras de metal de un edificio. Llevo años siguiendo su carrera y he sido afortunado de que sus libros siguen alcanzándome.


En este caso el libro se divide en tres: (I) piezas poéticas con subtítulos de formas y materiales en las que se componen, donde reflexiona sobre la construcción de su identidad como autora, mujer y persona (II) un proyecto político pensado en la potencialidad destructiva del amor (III) y una crónica, a manera de texto poético, sobre un acercamiento peculiar al arte y la construcción de si misma como voz narrativa o constructora de una obra, a partir de los materiales. Vuelve al inicio, mordiéndose la cola, ensamblándose.


Su obra sigue paseándose sobre las mismas inquietudes: la identidad, la voz poética, el amor, el paso del tiempo, la edad, la política, la cotidianidad y la actualidad, porque ella se inspira en el mundo moderno, toma al hecho de interactuar con las redes sociales o internet y las incluye como parte de su construcción poética; no le teme a la novedad, sino habita en ella y la hace verbo.


Sino conocen la obra de Filipa Leal, es hora de que se acerquen y la aborden. Hay algunos de sus libros traducidos al español, en editoriales independientes como Tragaluz (Colombia); pero también mucha de su obra poética en idioma original parte de pequeñas editoriales portuguesas como Assírio & Alvim. De no temerle al portugués, arriésgate, valdrá la pena. Comparto con ustedes uno de los poemas de este libro, propio para la ocasión:



"OS NOSSOS HERÓIS DA ADOLÊSCENCIA MUDAM TANTO

(Gelatina, 2017)


Os nossos heróis da adolêscencia mudam tanto.

Enchem-se de caracóis e de suplícios. Morre-lhes o gato,

prostituem-se, não chegam a ser advogados (ainda bem).


O pior é que alguns deixam de ler e de beber.

Aumentam o ego e a barriga, não sabem estar sozinhos.

Já nem sequer tentam parecer interessantes.

Vão ao supermercado comprar ovos e massa

e se passam na praia ao fim da tarde, não se descalçam,

para não encherem os pés, e os carros, de areia."


Traducción libre hecha por mí:


NUESTROS HÉROES DE LA ADOLESCENCIA CAMBIAN MUCHO (Gelatina, 2017)


Nuestros héroes de la adolescencia cambian mucho.

Están llenos de caracoles y tormentos. Se les muere el gato,

se prostituyen, no llegan a ser abogados (afortunadamente).


Lo peor es que algunos dejan de leer y beber.

Aumentan el ego y la barriga, no sabe estar solos.

Ya ni siquiera intentan parecer interesantes.

Van al supermercado a comprar huevos y pasta

y si pasan por la playa al final de la tarde, no se descalzan,

para no ensuciar los pies, y los carros, de arena.



SERIE:

Sex education

Creada por Laurie Nunn

Netflix, 2020


Masturbarse es un conflicto para Otis. Lo es en la primera temporada y aunque se matiza de manera distinta, también lo es en la segunda. Ese conflicto todavía sigue estando allí, como un dinosaurio al despertar. Porque para el protagonista no se trata de un acto cotidiano, como si lo es para cualquier otro adolescente. En su caso, necesita descubrir su independencia más allá de las grandes lecciones que su madre y terapeuta sexual, la Dra. Milburn, le pueda ofrecer. El sexo, para él, no es un tema tabú y ese conocimiento lo frena.


Sí, esta es una serie sobre el sexo. Dirigida al público joven, de trece o catorce años en adelante, quienes además la disfrutan muchísimo porque en el fondo, es una serie sobre ese complejo momento de la adolescencia, la lucha con las hormonas y la construcción de la identidad. A ratos es muy inglesa, elegante, pero reveladora y graciosa. No es una serie porno, no pretende escandalizar con el morbo; por el contrario, busca dar luces de confianza en los adolescentes que se sienten desorientados acerca del tema. ¿De qué forma? Pues Otis aprovecha todo el conocimiento adquirido en la convivencia con su madre, para ofrecer un consultorio sexual a sus compañeros. Lo hace junto a su amiga Maeve, para poder ganar un dinero extra. Desde esa trinchera, el espectador va conociendo las inquietudes de estos jóvenes del instituto. Esta no es una serie educativa con contraindicaciones; es más bien una puerta a entendernos desde la desnudez. La pregunta final siempre es: ¿quiénes somos y qué queremos?


Por ejemplo, Maeve es una chica aparentemente dura, pero realmente busca la justicia hacia las mujeres y su legítimo derecho a pertenecer a un espacio educativo a pesar de su familia. Lo vemos en su cotidianidad: vive en una caravana, trabaja para subsistir, pero es una gran lectora, escritora, feminista comprometida. Eric quiere mostrarse tal cual es, no sólo un gay, sino lucir su apariencia con ropas llamativas, coloridas, imponer un estilo pero en el fondo está enamorado, cree en el perdón y mantiene una relación natural de amistad con Otis porque, en el fondo y realmente, no existen diferencias entre ellos más de sus preferencias sexuales. Y así, cada personaje no sólo se enfrenta al sexo, sino a lo que ese acto sexual implica para sus vidas y la forma en que se relacionan con el otro.


En la segunda temporada resalta, por sobre todas las historias, el hecho de que al personaje de Aimee la acosaran en un autobús. El valiente desempeño de esta historia, que no había sido tratada hasta el momento de manera tan contundente al menos en una serie con tantos seguidores jóvenes, pone en evidencia el constante desamparo de las mujeres jóvenes ante la figura del hombre a esa edad. Lo siento, en 13 reason why se dan lecciones de vida masticadas, y aquí por el contrario lo hacen desde la solidaridad y realidad.


Es cierto que Sex education a veces cae en muchos lugares comunes en cuanto a la forma de relacionar sus historias de amor, sobre todo en los finales de temporada; o se pierde en algunos intríngulis innecesarios por la larga duración de sus episodios que pudieran durar menos. Sin embargo, se fortalece en la forma en que muestra las relaciones de amistad que construyen sus personajes a partir de sus incapacidades con el sexo, el deseo y los adultos.


La banda sonora es impresionante. Puedes encontrar canciones de Air, Ezra Furman, Sufjan Stevens, Billy Idol, INXS, Rod Stewart, The Smiths, The Cure, entre muchas otras bandas.



CANCIÓN:

Woman

Álbum: Luxa Prima

Karen 0 & Danger Mouse

BMG, 2019


Rubén Herrera, autor de nuestra columna musical La tribu sin nombre nos recomienda la canción Woman del álbum "Lux Prima" (2019). Este álbum nace de la colaboración de la cantante Karen O con Danger Mouse. La primera nació en Corea del Sur pero creció en Estados Unidos, es conocida por ser la líder de la banda Yeah Yeah Yeahs. Danger Mouse es un reconocido músico y productor neoyorquino, que ha trabajado con Gorillaz o Norah Jones. La letra de la canción promueve, de manera directa, el poder de lucha y empoderamiento de la mujer. Es un diálogo entre iguales, fortaleciéndose, animándose, con un ritmo que estimula. Es una canción ideal para Aimee, Maeve y todas las chicas de Sex education.



MEME: Wey ya


El rostro pertenece a la actriz Victoria Pedretti, quien interpreta a Love, el nuevo interés amoroso del obsesivo protagonista de You, una de las series exitosas de Netflix. Estrenó su segunda temporada a finales de diciembre del 2019. La imagen de sufrimiento de la actriz ha permitido crear este lamento colectivo con el "Wey ya". Wey o Güey, para los que no conozcan la palabra, es una expresión mexicana para referirse a cualquier persona.