top of page

La versión de Eric



LA VERSIÓN DE ERIC

Nando López

Ilustra portada: Rafael Martín Coronel

SM, 2020


"Creo que acabo de matar a alguien". Con estas palabras, Eric, el joven y exitoso actor de la serie Ángeles, se entrega a la policía. ¿Es un thriller? En parte. Porque todas las piezas de la vida de Eric parecen encajar para llegar justo a ese momento y a todas las decisiones que se han tomado. A partir de esa noche de interrogatorios policiales, iremos descubriendo la vida de Eric y el duro camino que ha tenido que enfrentar para construir su identidad.

La narración de la novela nos conduce siempre a momentos distintos de su pasado: el de la infancia, en donde aún tenía su deadname, Alicia, y no se reconocía cómoda dentro de su cuerpo; así como las posteriores decisiones que lo fueron llevando a una aceptación y transformación mucho más complejas hasta el momento en donde Eric cobra esa voz que cuenta ahora su versión. El hecho de que hable esa noche le permite hacer un recuento de su niñez y adolescencia, del instituto y de la relación con sus padres en una primera persona que a veces es demasiado autoconsciente de sí misma. En un primer momento, parece que esta novela ganadora del premio Gran Angular pretende cubrir distintos tópicos relacionados con los temas de actualidad en las discusiones adolescentes. Sin embargo, a medida que se avanza en la lectura del libro, se va estableciendo un equilibrio en sus partes y deja en evidencia la novela de suspenso que quiere contar desde el primer momento. El arqueo de sus personajes y su pacto con las identidades son fundamentales para entender lo ocurrido aquella noche. Una novela, de hecho, poco complaciente en donde la idea de la víctima y el verdugo se dan la mano, se cambian las vestimentas y se confrontan cara a cara. Eso sí, es un libro bastante atípico dentro del catálogo de SM y eso también sorprende.

"No es una cuestión solo de identidad, sino del tiempo: ella y yo fuimos conscientes de que estamos fragmentados mucho antes de que el resto del mundo se diera cuenta de que también lo está, cuando sus faceta -ser hijo, ser hermano, ser amigo, ser padre, ser amante, ser compañero, ser antagonista, ser anónimo, ser persona- se superponen y dan lugar al caos que yo intuí por primera vez con siete, ocho años. El caos que, seas quien seas, al final te alcanza".

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page