Estantería submarina I: recomendaciones literarias en Venezuela 2013




LA CALLE ES LIBRE

Kurusa Ilustrado por Monika Doppert Venezuela: Ekaré, 1981.


En la colección Así vivimos, la editorial Ekaré publicó hace más de treinta años un libro que aún mantiene vigencia en nuestro país. Un grupo de jóvenes, inspirado en los niños de la biblioteca de San José de La Urbina, se propone tener un parque y, manifestando su deseo ante las autoridades, logra que los demás miembros de su comunidad se unan para ayudarlos en su proyecto. El planteamiento social del libro se recrudece junto a las imágenes detalladas de la ilustradora de origen alemán, Monika Doppert, en un juego de imágenes a color intercaladas con ilustraciones en blanco y negro, que retratan como propia no solo la realidad de los ochenta venezolana, sino que, con detalles minuciosos, muestra la cotidianidad de los barrios y las zonas populares del país. Este libro ha sido traducido a varios idiomas. Universal y utópico, se lee desde la razón, la esperanza y el derecho a la libertad. Ganador de Los mejores del Banco del libro en 1982; Lista de Honor IBBY, 1982; The Other Awrads, 1983 y Skipping Stones Book Awards, 1996.


MI FAMILIA DE TRAPO Salvador Garmendia Ilustrado por Lilian Maa’Dhoor & Teresa Mulet Venezuela: Playco, 2004.


La familia Fuequinde de Robinsón es bastante particular: todos miden lo mismo, tienen la mirada fija y están hechos de trapo. Pero al niño que narra este libro poco le importa, porque prefiere contar la historia de esta familia de bolsillo a la suya que es real, “y de eso hay en todas partes”. Es un relato sobre las cosas simples del mundo, con una mirada creativa que profundiza en la grandeza de los pequeños detalles. El un trabajo visual no solo va de la mano con el relato, sino que construye una atmósfera hogareña, donde la fotografía de los muñecos y el uso de las telas dan expresividad y nuevas lecturas al relato, involucrando al lector en este juego del niño con los juguetes hechos por la madre y las tías. Su propia autorepresentación de trapo no solo lo iguala, sino que lo conduce a conocer el universo de las pequeñas cosas. Ganador de Los mejores del Banco del libro, 2005.


DIBUJOS A MÁQUINA Rafael Cadenas Venezuela: Camelia, 2012.


En 1966, Rafael Cadenas publicaría en la revista CAL, dirigida por Guillermo Meneses, unos poemas “ilustrados”, que escribió en su máquina de escribir. El año pasado, la editorial Camelia, en su constante búsqueda por innovar en temas y formatos, recoge este valioso documento del poeta para publicarlo en un libro llamativo. Minimalista, construido con páginas a doble pliego y con una portada hecha de papel cebolla donde se lee la impresión original de la revista, son algunos de los detalles de diseño de Álvaro Sotillo y Juan Fernando Mercerón. Un libro de juegos líricos y formas, donde a través de las teclas de la máquina se construyen discursos visuales que invitan al lector al juego de la abstracción con la pista de la palabra. Un libro para invitar a los jóvenes a decodificar los dibujos y textos de Cadenas y que los acerca a la tradición poética del país. La introducción de Luis Miguel Isava seguro será disfrutada por los expertos en poesía. Postulado para Los mejores del Banco del libro en el 2013.


*esta publicación originalmente formó parte de una colaboración semanal que PezLinterna hizo para la revista Prodavinci en los años 2013-2014.

**Escrito a cuatro manos entre Isa Saturno y Freddy Gonçalves Da Silva.