top of page

Salimos en La2, Un país para leerlo

Actualizado: 16 feb


Salimos en La 2. Un país para leerlo de RTVE contactó con nosotros para ser parte de un programa que iban a grabar sobre Gijón. Evidentemente fue muy emocionante. Mucho más después de perder nuestras redes a final del 2022. A nivel personal, me frustraba pensar en los años de trabajo que aparentemente perdían visibilidad. Esa falta de motivación, y el constante cuestionamiento sobre cómo se valoran los trabajos en la actualidad a través de las redes, hizo que el 2023 estuviéramos tan apartados. Pero de repente, encontraron nuestro blog y querían darle presencia a los clubes de lectura con jóvenes en la ciudad. Dijimos que sí, aún y cuando los tiempos de grabación eran muy ajustados. Asumimos el riesgo de grabar por separado, pues el día de la sesión del club grabada, yo iba a estar en Barcelona. Era al inicio de octubre, no nos habíamos reunido desde antes del verano, por lo que les tocaba improvisar. Sí, es raro hablar de la mediación sin el mediador, pero también es vital darles los espacios de confianza a los jóvenes para que presenten aquello que hacen de continúo.


Es por esa razón que al final de esta entrada, verán el fragmento que nos dedica el programa, donde los jóvenes buscaban apropiarse del espacio, dándole sentido a nuestros encuentros. Aunque también les dejamos un pequeño tras cámara. Son los restos de otras entrevistas que no salieron a la luz y con las conversaciones de whatsapp que estábamos teniendo en directo, durante la grabación que le hicieron a ellas. Les digo que esa conversación por móviles fue más sesión que la que se ve en pantalla, pero al menos eligieron buenos libros.

Antes, daré un poco de contexto. Los clubes de lectura juveniles de Gijón forman parte de una iniciativa de la red de Bibliotecas municipales de Gijón y la Fundación Municipal de Cultura. Cada año, sale una convocatoria oficial para llevar a cabo los clubes de lectura en el que puede participar cualquier profesional interesado. Antes de eso, bibliotecarias como Ana y Raquel o mediadoras como Olalla, eran quienes se daban a la encomiable labor de reunir a los jóvenes en la salas de lectura. Fue en 2017 que PezLinterna comienza a participar en dicha convocatoria, en la que se evalúan tanto la propuesta económica como la técnica.


Nuestra ventaja es que hemos logrado establecer un recorrido casi continuado, aunque alguna que otra vez la licitación se la ha ganado otro profesional. En ese sentido, lo que buscamos es fomentar el espíritu de integración por parte de los jóvenes que participan en los clubes. Proponer la conversación acerca de un sistema que se articula para el bien común. Los jóvenes saben que la biblioteca es un espacio ciudadano del que también forman parte y que los clubes, las conversaciones y las lecturas que ocurren dentro de ese marco es una propuesta que construyen de forma colectiva, con su voces como iguales. Se trata de hablar de la mediación no sólo como un intermediario, sino como un agitador de conciencias.


Buscamos provocar una conversación que traspase al libro, donde se incluyan otras formas de leer al mundo. Somos ruidosos, vemos cortometrajes, vídeos de redes sociales, relacionamos con fotografías o libros de arte, escuchamos música, jugamos videojuegos o juegos de mesa, leemos ensayos o poemas, vamos al cine, debatimos y analizamos aquellos contenidos que le dan forma a esta generación. Como dice Sara:



Además, en estos clubes proponemos una selección variada, acorde a la experiencia lectora de sus participantes. Buscamos romper ideas predeterminadas de lo que se produce para lo jóvenes, tanto desde lo escolar como de lo comercial. Sumamos a las listas de esos libros que se producen para jóvenes, novelas que se suponen para adultos o álbumes ilustrados sin edad. Es cuestión de observar el recorrido individual de cada lector y mostrarles alternativas relativas a sus propios intereses. Es mucho trabajo, es crear vínculos, crecer de la mano con cada uno de los lectores, escuchar sus recomendaciones y confiar que ellos descubrirán cosas interesantes en las tuyas. Ser humanos antes que prescriptores. No todo libro colectivo funciona, es evidente, pero que los jóvenes lectores se mantengan en la incertidumbre, esperando una nueva lectura para sorprenderse y aprender a cuestionar (-se), es importante.


Y, por supuesto, entre todo aquello que hacemos de forma colectiva, también se lleva a cabo esta primera preselección de los álbumes del año que presenta PezLinterna en su lista de diciembre. Son los clubes un primer filtro. Luego, junto al equipo detrás del blog, que está conformado por jóvenes (ahora adultos) y que dieron pie a esta proyecto, nos encargamos de definir otros aspectos mucho más profesionales para su recomendación final.


Alguno de los jóvenes que participan o han participado en los clubes se han hecho muy amigos. Se acompañan, se cuidan. A muchos los he visto crecer, de los 12 a los 18 o de los 14 a los 20. Observo cómo va evolucionando su acercamiento a la cultura y a la vida adulta. Es por eso que seguimos conversando, debatiendo, recomendándonos lecturas, visionados, canciones. Me alegra tanto ver cómo entienden los oficios y profesiones que componen no sólo el mundo del libro sino de la mediación. Que sepan nombrar sus virtudes, dificultades y carencias. Es nuestra intención saberlos con herramientas para cuestionar al mundo, defender sus ideas y entender al otro. Para nosotros, los clubes de lectura no sólo son una excusa para el fomento de la lectura sino que son un rincón que construye comunidad.


Estos encuentros mensuales de los clubes se articulan en la red de bibliotecas municipales de Gijón, con el foco en cuatro bibliotecas en concreto: Ateneo La Calzada, Luis Sepúlveda del Coto, Carmen Gómez Ojea del Llano y Pumarín Gijón Sur. Tanto en La Calzada como en Pumarín, están además los clubes de lectura jóvenes adultos. En ese sentido, existen oficialmente seis clubes en los que participan muchísimas personas pero que, por la rapidez de las grabaciones, era imposible convocarlos para el programa.


Aquí los nombro, porque todas, todos y todes formamos parte de esto:


Calzada: Almudena, Leo, Julia, Valery, Ana, Marisa, Nohelia.

Alma, Borja, Elisa, Greisly, Hugo, Irene, Isa, Jessi, Laura, Nuria, Pelayo, Sara A., Sara.


Pumarín Gijón Sur: Adrián, Alejandra, Alfonso, Cecilia, Javier.

Raúl, Ángela, Adriana, Adrián, María, Manuel, Beatriz.


Llano: Alan, Daniela, Diana, Eduardo, Leire, Mark, Pablo, Sofía, Carla, Carmen.


Coto: Ali, Chema, David, Eyad, Gabi, Lucía, Luis, Marina, Nico, Sara, Sergio, Tomás, Violeta, Ana.


De la misma manera que hay muchos jóvenes que formaron parte de una primera generación de clubes, muchos viviendo en otras ciudades, trabajando o en la universidad: Sara, Vicky, Elena, Itsasne, Silvia, Marina, Lucía, Sara, Dani, Manuel, Darío, Carlos, Hugo, Pelayo, Alexandra, Deva, Carlota, Cristina, Guillermo, Héctor, Andrea, Eva, Lara, Elyana, Rosa, Tamara, Lucía, Raquel, Celia, Ángela, Telmo, Juan, Noel, Sofía, Aída, Ainhoa, Maya, Sara, Valentina, Erika, Eloy, Ariel, Adry.


Finalmente agradecemos a RTVE por la invitación; a Carmen, la bibliotecaria de El Llano que formó parte de la entrevista y nos ayudó a estar en ambas grabaciones; y a Manuel y Chema que fueron los encargados del tras cámara. Aquí comparto el fragmento del programa:



Aquí dejo el tras cámara:


Si quieren ver el programa completo de Gijón, aquí les dejamos el link:



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page