top of page

The Deuce


Cadena: HBO Creadores: George Pelecanos · David Simon Temporada: 2

Debo confesar que esta fue una de las series que me enganchó este año y la vi de forma episódica, no de un tirón. A diferencia del año pasado que, aunque estuvo en mi lista mucho más abajo, me costó entrarle. En este caso creo que, teniendo el universo de personajes tan claros, su evolución es un recorrido de más fácil seguimiento. Además de colocar los focos donde siempre debieron ir: sobre los personajes femeninos. Candy, por ejemplo, interpretado magistralmente por Maggie Gyllenhaal se inicia en la producción del cine porno apostando por una mirada menos masculina, y más vinculada al sexo como sensación y no como acción. Este tránsito nos invita a verla negociar, pactar, ocultar, tanto a sus socios como a su hijo, con todas las consecuencias que esto pueda atraer. Ella quiere triunfar, y se inicia en la producción de la película sobre Caperucita Roja (en donde, como si no fuera poco, introduce a un actor negro para hacer de lobo). En contraposición está Darlene, interpretada por Dominique Fishback, quien a pesar de estar en el mundo del porno y la prostitución, busca la manera de enfrentarse a una vida más “normal” laboralmente y alcanzando su sueño de estudiar. Ella, a diferencia de Candy, no quiere vivir de ello. O una Abigail (Margarita Levieva) que busca la manera de acercar a las prostitutas a la salud pública, a pesar de sus proxenetas. Pero en el centro, como si mantuviera en vilo la balanza, está Lori (Emily Meade), quien se va haciendo exitosa como actriz porno a pesar de tener a un proxeneta que se cree su dueño. Este personaje es vital (el de Lori) para entender la gama que nos presenta la serie, porque es en ella en la que vemos los rasgos de un maltrato constante a su identidad como individuo y como mujer al ser una prostituta. Es ella quien, para finalizar, nos regala una de las mejores escenas de la temporada y de este año: es un estallido emocional tan hermoso, casi un desahogo incluso para los que hemos estado siguiendo su evolución. Vamos a sumarle a esto, una realidad siempre latente, que golpea al espectador, asfixiante pero a su vez, distraída, y plagada de la doble moral. En su contra, algunos cabos sueltos y desdibujar algunos de los personajes secundarios que, en la primera temporada, tuvieron bastante peso. El colocar el foco en las mujeres, aunque les quedó muy bien hecho, apostaba a una necesidad del mercado; o eso me hacía sospechar al ver cómo los demás personajes iban disminuyéndose ante el paso de ellas.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page