top of page

Better call Saul


Cadena: AMC Creador: Vince Gilligan · Peter Gould Temporada: 4

Esta serie que, en la primera temporada no me aportaba mayor cosa, ha ido escalando a base de una buena historia, unos personajes bastante sólidos, y una construcción pensada al milímetro. Es de las grandes olvidadas este año en los premios, cosa que confirma que las nominaciones siempre han sido pensadas para ser complacientes con el mensaje más que con el contenido o la forma. A los fanáticos de Breaking Bad, esta serie se escribió y creó para ellos; pero también considerando a el fantástico actor Bob Odenkirk, el muy corruptible abogado Jimmy McGill. Su brillantez en la serie original, le otorgó una serie para él solo: es el pilar que sostiene y da forma a la serie. En esta temporada, todos estamos pendientes de verlo llevar el duelo por la muerte del hermano. Lamento el spoiler, pero es fundamental para comprender todos los hilos que se van moviendo en la evolución de los episodios; porque Jimmy es una olla de presión que todos esperamos ver estallar. Sin embargo, la evasión de ese duelo, lo introduce a la búsqueda de un nuevo trabajo y una estafa gigante a partir de unos teléfonos celulares, que contiene mucho ingenio, encanto y sorpresa. Basta con ver el capítulo “Piñata” para darnos cuenta hacia donde se dirige la evolución de este personaje, tan complejo, que él mismo parece perderse en su juego de personalidades. Por su parte, observamos con lupa la relación con Kim, tanto sus inicios como su actual cotidianidad, llena de secretos. La entendemos a ella, las razones de su proceder y cómo se relaciona con las estafas de Jimmy. No sólo a partir de un interés amoroso. Lo mismo ocurre con el personaje de Mike, cada vez más cansado, pero dejando más en evidencia sus intenciones, a quien vemos de capataz en una construcción subterránea y secreta. Esto colorea de complejidad a los personajes secundarios que rodean al protagonista y enlaza a las historias entre sí, colocando la balanza en justicia para el resto del elenco de la serie. Es una serie que se cocina a fuego lento, con calma, detenidamente; pero a su vez cada ingrediente que se coloca, es para y por algo, nada ocurre en vano, sólo basta tener paciencia y dejarse sorprender. Porque si los dos primeros capítulos te parecieron lentos, los dos siguientes están llenos de cambios, efectos sorpresa, y atada de cabos. Da la sensación de que los creadores saben por dónde se dirigen, y tú como espectador debes tomarles la mano y dejarte ir. El final de temporada, de hecho, se inicia con una secuencia maravillosa en la que Jimmy, en el pasado, lleva a su hermano fallecido Chuck a un kareoke. Quiere hablarle de su posición en el bufete familiar, y deciden cantar The winner takes it all de “ABBA”. Canción que siguen cantando, a dos voces, borrachos, en la cama que comparten. Esta secuencia musical nos cuenta tantas cosas, pero a la vez reúne todo el duelo de Jimmy para explicarlo de manera simbólica. Si la secuencia es una de las maravillas del año, terminar la serie por este camino lo fue aún mucho más. Una serie fría, poderosa, a la que no hay que dejar de prestarle atención porque, a pesar de sus artilugios, habla mucho más de nuestra cotidianidad que cualquier otra.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Fariña

Comments


postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page