top of page

Mercedes Serrano Conesa

Actualizado: hace 13 horas


Los lectores de este blog conocen Ojos de perra azul, el podcast de Radio Mandarache que dirijo junto a Alberto Soler y que tiene esa increíble edición y dirección de arte de Fito Conesa. Sin embargo, detrás de nosotros, existen un grupo de veinte jóvenes protagonistas que componen cada episodio. Sin sus voces, seríamos incapaces de darle forma a cada idea, reflexión, propuesta creativa. De allí nace esta iniciativa de conversaciones perrunas, un espacio en el blog en donde iremos publicando breves entrevistas a cada una de sus participantes. Este podcast es una experiencia colectiva, la intención no es sólo ponerles un rostro, sino de ofrecer un contexto y ampliar su sentido de pertenencia en este proyecto.


conversación perruna 1: Mercedes Serrano Conesa, 19 años

¿Quién es Mercedes?

¿Cómo comenzaste en el Proyecto Mandarache?

En mi instituto se hacía. En mi caso, era obligatorio. A pesar de eso, me gustó mucho el proyecto. Era muy guay lo de leer, votar, salir de excursión fuera, a los encuentros con autores. Juntarte con personas que también le podía gustar el tema de la lectura. No sé, siendo una adolescente a la que le gusta leer en un entorno en el que a no todo el mundo le gustaba, que te podían ver como friki, pues te hace bien encontrar ese sitio, a esa gente. Al final, eso fue lo que me dio también Libreta, aparte de las herramientas de escritura. Me ayudó a sentirme comprendida, ver que habían más personas como yo. Eso es muy guay.


Pero, ¿cómo fue que te enteraste de Libreta?, ¿cómo pasaste de los encuentros a este taller?


Pues me lo dijo una profesora, y la verdad es que no lo conocía. Me lo dijeron en 4to, cuando ya tienes la edad para apuntarte. Me apunté, y estuve en reserva. Por alguna razón no les gusté lo suficiente, pero luego llamaron a mi madre un viernes por la noche y entré muy contenta. Exploté mucho el taller. Quizás por haberme visto fuera y que luego se me diera la oportunidad. Hice los ejercicios, salía a leer cosas. Lo exterioricé para sacarle provecho.


¿Y de allí nació tu vínculo con la escritura?


No, y no te sabría de decir desde cuándo. Siempre llevaba diarios míos y aunque no era muy constante, me gustaba escribirlos. También guardaba folios en los que de repente empezaba a escribir una reflexión mi yo de nueve años. Escribir, siempre he escrito. Y mi relación con la poesía empieza en 2do de la ESO. Una amiga me dejó un poemario de Bebi Fernández, supongo que la conoces, que es súper famosa: Señorita Bebi. Pues en esa época estábamos todas las feministas de quince años loquísimas por ella. El libro se llama Amor y Asco. De hecho lo tengo aquí, porque le tengo muchísimo cariño al libro. Entonces descubrí que me gustaba mucho, que quería seguir leyendo poesía, y a raíz de compartir libros de poesía con mis amigas, pues iba descubriendo más textos... Aunque empecé a escribir poesía a raíz de que me gustaba un chaval, y no me hacía caso, y una cosa llevó a la otra. Además a una amiga le pasaba igual, porque nos gustaban dos amigos. Pues las dos allí detrás, escribiendo.


¿Y cómo llegas a conocer Ojos de perra azul?


Me metieron en un grupo de Whatsapp de Experimenta Mandarache junto a compañeros de varias ediciones de Libreta. Era como reunir gente que tenía interés de hacer cosas nuevas después de Mandarache. De mi edición de Libreta, sólo quedé yo.


¿Sabrías cómo definir este podcast ante las personas?

Alguna vez me lo han preguntado. Cuesta explicarlo. Yo suelo decir que es un proyecto ligado a Premios Mandarache pero que cada vez siento que lo llevamos a los terrenos que nosotros queremos. Que somos un grupo de jóvenes que hablamos de temas que nos parecen interesantes, e intentamos ligarlo a la literatura. Aunque a veces se queda en un ensayo, porque le damos mucha más importancia al tema en sí.


¿Y para ti qué significa Ojos de perra azul?


Para mí ha significado, al igual que todo lo relacionado a Mandarache, conocer a un montón de personas con las que compartir aficiones y pensamientos. Y pues que en mi día a día, no encontraba ese hueco para poder dedicarle a esa parte de mí, más cultural. Con el podcast mantengo a esa otra Mercedes. Es que yo vivo en un entorno de ciencias, mis amigas, mi piso, todas son de ciencias. Y me encanta la ciencia. Te puedo hablar de mi proteína favorita y cosas así. Pero hay otra Mercedes, a la que le gusta mucho hablar de Gloria Fuertes, y Ojos de perra azul me da eso.


¿No te parece demasiado intenso?


Algunas sesiones me lo han parecido, pero no el podcast como idea.


Entonces, ¿por qué insistes?


Porque soy una pesada. No sé. Creo que aporto cosas. Hemos sabido hacernos un hueco distintivo cada uno.


¿Qué es lo distintivo de Mercedes?


Pues que un día te puedo mandar un audio más reflexivo y poético, y a veces te mando un audio más de tú a tú, hablando.


Pasadas estas cuatro temporadas, ¿cuál crees que es la virtud del podcast y en qué podría mejorar?


Están las reuniones, que son un punto fuerte, y en donde me las paso muy bien. Y hay un vínculo muy especial con los que empezamos el podcast. Por eso mismo, creo que falta generar más espacios de confianza. A ver, está ese primer grupo que se conoce, que tiene otro tipo de relación: Alejandro, Iván, Sara, Mario, Isa, Lucía... pero luego están los más pequeños, que son el segundo grupo que se anexó en la tercera temporada, y con los que falta relacionarnos. E incluso creo que relacionarse ellos entre sí. No lo sé. Falta hacer grupo con ellos. Que no sea una persona a la que ves dos veces al mes por videollamada, sino conocernos un poco más.


Por eso queremos cerrar la temporada con el programa en vivo, para compartir...


Es que cuando tienes vínculo con las demás personas, participas de forma más activa.



Háblame del Poetry Slam Cartagena...


La acogida ha sido mucho mejor de lo que esperábamos. Siento que Alejandro, Iván y yo estamos haciendo una labor por la ciudad y por la gente a la que le gusta la poesía, y que ellos nos lo están devolviendo con creces. Nos está permitiendo conocer a nuevas personas, que eso me parece muy guay. No sé, le tengo mucho cariño. A nivel personal creo que me ha ayudado a subirme un escenario, hablar con el público, presentar, recitar. Ahora estamos cerrando la temporada.


Es muy comprometida tu relación con la poesía.


A veces me canso de ella, y de todo lo cultural.


No pareces cansada, todo lo contrario. Alejandro, Iván y tú han formado un gran equipo.


Aunque si es verdad, que ves los perfiles de los tres y claro, Iván y yo nos sentimos más fuera. Alejandro, como reconocimiento externo, tiene un poemario ya publicado, ha recitado en varios lados, lo invitan a cosas y que está genial, que se lo curra. Nosotros valoramos la poesía, nos gusta mucho, pero cómo lo demuestras, porque eso no se puede medir.


Entonces, ¿a qué aspira Mercedes?


Aspiro a crecer como persona, seguir leyendo. A recitar mucho. Es un mundo que se me abre ahora. Parece como que me salté la etapa de recitar y ya estoy llevando un evento poético sin haber pasado por él. Ah, y terminar la carrera de veterinaria, a ser posible pronto.


Sé que te gusta la ciencia, lo has dejado claro, pero qué te llevó a veterinaria.


Siempre me han gustado muchísimos los animales, es que ni princesas ni fútbol, lo mío eran los animales. Después crecí, la carrera no es todo lo que imaginas, no se trata solo de salvar animales; así que me replantee si era de verdad lo que quería. Luego llegó un vacío existencial en mi vida, con el que no sabía qué hacer. Aproveché para irme a estudiar fuera, intentando retrasar qué bachiller escojo, en qué carrera me meto. No me funcionó el bachillerato, así que a la hora de recibir las notas de selectividad, vi que me daba para veterinaria y fue como decir: "uy, puedo recuperar este sueño de pequeña, ya que mi yo actual no sé lo que le hace feliz, pues la hago feliz a ella". Pero el caso es que no me dio para veterinaria, entonces me quedé a siete personas para entrar en Murcia. Entré en Biología: "vamos a ver qué tiene esta carrera para ofrecerme", y descubrí que me gustaba mucho la veterinaria. Pues ese año me llevé un montón de cosas que he aprendido, de amigos. De hecho, mi compañera de piso actual la conocí en Biología. Así que, repetí la Selectividad para intentar de mejorar las notas, y el año pasado ya entré. Ahora estoy en segundo, y es algo que no sólo me gusta, sino que me descubro desenvolviéndome bien en la profesión.


En esta dualidad, ciencias y arte, si te hicieras una selfie, o una foto viral con la que todo el mundo te va a reconocer si te busca por internet, ¿cómo te gustaría que fuera?


Pues quiero salir sonriendo, guapa y con otras gafas, porque estas me la he cambiado y no me gustan. Las anteriores a ser posible.


O sea, una nueva Mercedes entra al grupo... la Mercedes vanidosa.


Noooo, y que también se vea que estoy feliz.


Les comparto un texto poético original de Mercedes. Descúbrela, léela y apóyala:



28 días que la luna tarda en engordarse y morir, haciéndose protagonista de la tragedia de una noche.

Ella misma se crea, se pare, se nace y se deja morir.

Está muerta a ojos ajenos,

a la ignorancia no le consta su presencia.

Y ella se deja enterrar.

Deja que le cubran con manto de virgen, pues ella fue su propia madre.

Su tiempo se cuenta en pestañeos.

yo cada vez estoy más delgada, pero no temo desaparecer.



 

GLOSARIO:


Proyecto Mandarache es un programa de educación lectora, fomento de la lectura y promoción de la cultura escrita dirigido a la totalidad de la población del municipio de Cartagena con especial incidencia en el público juvenil y adolescente. Creado por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Cartagena en el curso escolar 2004-2005 y dirigido por un Grupo Promotor, una asamblea ciudadana de personas voluntarias comprometidas con los objetivos del proyecto. En el marco de este proyecto se celebran dos importantes reconocimientos, Premio Hache de Literatura Juvenil y el Premio Mandarache de Jóvenes Lectores, dirigido a dos etapas distintas de la juventud, en el que participa el mayor jurado joven, y donde se celebran distintas actividades que incluye encuentros con autores.


Libreta Mandarache es un taller de creación literaria y escritura dirigido a jóvenes.

Durante cada curso escolar las personas jóvenes seleccionadas reciben clases de escritura y de literatura, así como otras nociones sobre el mundo profesional del libro y la investigación. El grupo seleccionado está compuesto cada año por jóvenes de entre 15 y 18 años que hayan participado anteriormente en los Premios Mandarache y Hache. Libreta es una acción formativa del Proyecto Mandarache de Educación Lectora junto a la Biblioteca del Museo Nacional de Arqueología Subacuática. ARQVA.


Radio Mandarache es una red de podcast en el marco de los Premios Mandarache y Hache impulsados por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Cartagena, con el principal apoyo de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura del Ministerio de Cultura y Deporte.


Ojos de perra azul es un podcast de Radio Mandarache para reflexionar sobre leer. Situamos a quienes leen en el centro del hecho literario para investigar distintos aspectos de la lectura y la cultura del libro. Un lugar de ensoñación y encuentro. Sinestesia, abstracción e intensidad adolescente sin pudor.      


Poetry Slam Cartagena un juego poético en el que diez poetas por velada compiten por ganar el favor del público y salir como vencedores de la noche. Cada participante dispone de sólo tres minutos para interpretar su poema, en caso de superar el tiempo límite se le comenzará a restar parte de su puntuación.  La temática y el idioma son libres, la única condición es que los poemas han de ser originales, de creación propia. Toda la información sobre cómo funcionan las veladas está disponible en las bases del evento. 


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page