top of page

A very english scandal


Cadena: BBC One Creador: Rusell T Davies (basado en el libro Very English Scandal de John Preston) Temporada: 1

¿Saben que es verdaderamente subversivo? Ver a Hugh Grant viejo y besándose con un hombre. Es como transgredir todos las creencias de una generación. Y a pesar de lo escandalosa que es esa imagen, no es relevante para la potente historia que solo en tres episodios (de los largos pero sustentados) se despliega en esta miniserie de la BBC. Advierto, es inglesa. Es decir, de un humor crítico y sutil que parece no decaer en ninguna de las escenas. Si el espectador abraza sus chistes, no va a parar de reír hasta que la realidad le de una dosis de realidad, de las reflexivas, de las necesarias. Vamos a partir del principio de que está inspirada en hechos reales: Jeremy Thorpe (Hugh Grant haciendo de Hugh Grant pero como con mas desenfado) pertenece al Partido Liberal británico y, entre sus placeres, están los chicos jóvenes. Pero claro, a escondidas, que su cargo político no soportaría lidiar con acusaciones de homosexualidad. Eso lo sabe Norman Scott (persona que sigue viva en al actualidad) y está interpretado por Ben Whishaw: joven, taimado, afeminado y manipulador. Ambos dejan de ser amantes para entrar a una relación más compleja: una lucha de poder. Obvio, con las desigualdades propias del caso, un político poderoso y casado con una mujer en contra de un chico que salió de trabajar en un potrero, escandaloso y sin miedo a quedar en evidencia. Entonces, el pulso por ser declarado homosexual queda en segundo plano, en una inagotable lucha por la tarjeta de sanidad que, para Norman, es realmente lo único que importa. Pero Thorpe quien, en el fondo, lo respeta y hasta le guarda algún tipo de sentimiento a Norman, considera que la mejor decisión es asesinarlo. Grandes las escenas en la que Thorpe habla de cómo ve realmente a sus am3antes; así como la de Norman en el juicio poniendo en evidencia la forma en que las personas lo desconsideran por ser afeminado, y cómo la opinión pública se olvida de su condición de persona. Es una serie no sólo reivindicativa por serlo o porque está de moda hablar de las minorías; en la serie se humaniza a estas personas que son mostrados junto a sus circunstancias. Por eso es tan brutal el final y esas últimas líneas alrededor de Norman, en donde nos damos cuentas que la lucha realmente es contra el sistema y el poder.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pose

postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page