top of page

Homecoming


Cadena: Amazon Creador: Eli Horowitz · Micah Bloomberg (inspirado en un podcast de los mismos creadores con el mismo título) Temporada: 1

¿Julia Roberts protagonizando una serie? Bostezas seguramente. Pero déjate sorprender, que vale la pena. Creo que mi primer impacto fue la duración de sus episodios: 30 minutos y algunos, con menos tiempo. Dirán que insisto mucho en el tiempo que se invierte en los episodios, pero es que creo que en la actualidad hay el vicio del relleno. Entonces, que una serie con una gran actriz se sepa a sí misma capaz de contarse en ese tiempo, genera confianza. Pues bien, les presento: Homecoming es un centro de rehabilitación para militares que regresan de la guerra. Es decir, al volver, ellos entran a este edificio donde dormirán, comerán, compartirán con otros compañeros, y harán ejercicios relacionados con la reinserción social. Un ejemplo: ¿cómo pueden conseguir un empleo?, ¿o cómo enfrentar al trauma de la guerra para volver junto a sus familias?, etc. Un factor importante es que el centro es dirigido por el Estado, y es un espacio secreto. Julia Roberts, quien interpreta a Heidi Bergman, es una de las trabajadoras del lugar; una especie de terapeuta que va llevando los procesos de evolución de las personas que asisten de manera voluntaria al programa. Sin embargo, ella se va implicando más de la cuenta con uno de los pacientes: Walter Cruz, interpretado por Stephan James. Cada vez que ambos están en escena, se siente la tensión. Es un gran logro no sólo actoral, sino también del guion: las conversaciones, cotidianas, fluyen de manera bastante natural y despiertan el interés del espectador hacia donde se dirige esta relación. Es todo muy psicológico. Pero ya va, esperen, que de repente la pantalla cambia de formato. Sigue siendo el año 2018. No es que de repente se haya dañado el televisor o la computadora, es que en la pantalla la imagen se ve cuadrada y el personaje de Heidi es camarera en un café. Está bastante amargada. Y es abordada por el investigador Thomas Carrasco, quien trata de investigar por qué el día en que Walter Cruz salió de Homecoming, ella renunció al lugar. Pero Heidi no sabe de lo que habla o, mejor dicho, prefiere no recordar lo que pasó. A dos tiempos, con una gran dirección y fotografía, vamos develando como espectador lo que ocurrió con Walter Cruz y de qué se trata realmente Homecoming. Es apasionante, aún y cuando falla en lo predecible. Lo que me causaba rechazo es la representación del departamento de seguridad de los Estados Unidos a partir del personaje del supervisor de Heidi, Colin Belfast (interpretado por Bobby Cannavale). A pesar de que era una gran crítica verlo en sus asuntos personales y familiares, ignorando la realidad, resaltando el poco interés que generan los soldados a la vuelta; el personaje era bastante acartonado e irreal. De la misma manera, el universo que rodeaba a estos cuatro personajes: Heidi, Walter, Colin y Thomas; fueron más una excusa para entender la situación en la que estaban los personajes. Sobre todo, en el caso de Heidi, a quien vemos en el pasado y el presente, y buscamos entenderla. Es una serie que lucha por no ser muy gringa pero que, al final, es bastante gringa pero no deja de ser muy buena (y muy recomendable).



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


postalpezlinternasinlogo_edited.png

Cultura, libros, infancia y adolescencia

Diseñado en Wix

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
bottom of page