El alma perdida

Actualizado: may 14


El alma perdida

Olga Tokarczuk

Ilustra Joanna Concejo

Thule, 2019


¿Cuántas veces nos hemos sentido personas sin alma? Pensemos en esos breves instantes donde quedamos vacíos, cuando enfrentamos situaciones que hace ya tiempo dejaron de conmovernos. Esto le ocurre a la persona que espera dentro de este álbum. Un alguien con el nombre olvidado en la memoria pero fijado en el pasaporte. Alguien que siente nostalgia de sí mismo.


Bien se lo dice una doctora anciana: "Si alguien pudiera contemplarnos desde arriba, observaría que el mundo está lleno de personas apresuradas, sudorosas y exhaustas, y que sus almas también están perdidas..." Este álbum es un ejercicio de la espera. Es una experiencia contemplativa gracias al trabajo de ilustración que, como la naturaleza, rompe los límites y se apropia de una hoja cuadriculada o de una hoja de papel cebolla que separa al humano con el encuentro de su alma perdida.

Porque de eso va este libro: de un hombre sin alma o de un alma extraviada. Del encierro como un acto de rebeldía, un asomo a la meditación y construcción de una identidad más allá de las presiones del afuera. Un canto de viento a la calma. En días como los que vivimos actualmente, este álbum nos presenta otra forma de afrontar el agobio, mostrándonos como centro de nuestra propia memoria. Este encuentro alegre con lo que somos y nuestra naturaleza, quizás sea una herramienta útil para el futuro que nos espera.


Su autora, premio Nobel del 2018, vuelve a indagar en temas como el viaje y la identidad (lo ha hecho en otras de sus obras), pero esta vez con el arte como aliado. Por esa razón este libro recibió mención especial ficción en Premio Bologna Ragazzi 2018.