Hurra


HURRA

Ben Brooks

Traducción Zulema Cuoso

Blackie Books, 2016


Dan regresa a la casa de sus padres para el velorio de su hermana Ellen. La chica de 18 años se suicida con ropa interior que no combina. Ese tono cotidiano sirve de ironía y escudo para enfrentar el dolor. Dan y su hermano Adam, personajes jóvenes aparentemente egoístas y representantes de su generación (como su autor, nacido en 1992) comienzan a buscar las razones de por qué Ellen tomó esa decisión.


La novela, descarnada y conmovedora, se adentra en esa necesidad de sus protagonistas por enfrentarse a un dolor que no conocían, por iniciar un conocimiento sobre el otro para poder salir adelante. Una novela con mucho alcohol, drogas, desespero, ternura, humor negro y un personaje tan sólido como ausente: el de Ellen, que en notas de suicidio improvisadas, nos va revelando su aburrimiento y desconcierto hacia el futuro:


"Las últimas palabras de Henry Ward Beecher fueron:《Ahora llega el misterio》

[...]

En 1954, un hombre saltó del Gomden Gate y dejó una nota de suicidio que decía: NINGUNA RAZÓN EN ABSOLUTO APARTE DE QUE ME DUELE UNA MUELA. Aspiro a escribir algo igual de conmovedor. Volveré a intentarlo más tarde."


Aunque cerca del final pierde el foco de la historia, recoge su esencia en las últimas páginas. A los que les gusta la estética narrrativa de Ben Brooks, el libro no los va a defraudar. Advertimos, no es el más sólido de su corta carrera literaria pero sí uno de los que más emociona:


"Me imagino el futuro como un oso gigante que arrasa la ciudad, reduce a polvo edificios y personas y los pisotea para devolverlos al planeta del que salieron. Pero no puede destrozar las otras partes que nos hacen ser lo que somos. Las partes como montañas rusas o cervezas en la cama o libros de rusos muertos. Esas partes se elevan como orbes por la atmósfera, liberadas de sus cuerpos aburridos y de la constante necesidad de mear y cagar y comer y dormir. Nueve millones de años en el futuro, seguiremos existiendo en lejanas nubes estelares, separados por años luz pero en el mismo lugar de siempre."