La levedad

Actualizado: may 14



La levedad

Catherine Meurisse

Traduce: Lluís Maria Todó

Impedimenta, 2018


¿Qué pasa cuando el despertador no suena en la mañana donde absolutamente toda la vida de Catherine puede cambiar? ¡Vaya tragedia! Seguro llegará tarde a la reunión de trabajo en la revista por culpa de un despecho que no es capaz de superar y la hace trasnocharse. ¿Qué pasa si esa mañana es la del 7 de enero de 2015 en París? Catherine trabajaba en la revista de Charlie Hebdo. Esa tragedia cotidiana la rescató de una terrible fatalidad.


Esta novela gráfica explora un descenso a los infiernos desde el único idioma que su autora e ilustradora conoce: el humor gráfico. Mitad homenaje, mitad exorcismo, Catherine piensa en sus amigos y maestros asesinados durante el atentado. Lo hace mientras construye un camino hacia la redención. Es un tratado biográfico sobre el duelo.


Cuando el oficio del humor se le hace corto, decide indagar en el arte clásico para pensar en la belleza. El hilo conductor de las imágenes van de la mano con la disertación personal de la artista. El lector vive la transformación como propia. Protagonista y lector se aferran a la cultura y la amistad para poder alumbrar de nuevo la llama.

Como dice Phillippe Lançon en la introducción al libro: "Cada uno cuenta con sus pequeñas estrategias de supervivencia, aunque 《estrategia》es otra palabra excesiva: cada cual se la apaña como puede, como un marino de agua dulce atrapado en una tormenta que lo supera. El monstruo abrió sus fauces. Para unos es un tiburón. Para otros, una ballena. Catherine, como Jonás o Geppetto, están dentro del vientre del cetáceo [...] En el interior, enciende su lamparita."


Una novela gráfica vital y catártica. Divertida a la vez que reflexiva. Nos hace repensarnos en los momentos difíciles, entender la potencia de la cultura en nuestras vidas como un espejo. Nos devuelve el alivio de la belleza pero también nos permite entender las tragedias propias a través de la ajena.