¿Cuáles son los Mejores del Banco del Libro en 2013?


Foto: Fulvio Quintana


Bajo una lluvia de letras, en el centro del lobby del Banco del Libro, se encuentra una niña con un círculo hueco en su pecho. Ella no está incompleta. Durante casi dos meses esperará la visita de niños iguales a ella, que puedan descubrir una casa en forma de laberinto y muchas reproducciones de libros diminutos expuestos en la pared. Pero, para los más curiosos, el secreto estará al darle la vuelta a la niña, y descubrir esos libros en forma real, dispuestos a ser visitados, como muchas otras casas llenas de laberintos literarios. Cristina Müller, ilustradora venezolana de importante referencia en el mercado de la literatura infantil, fue la encargada este año de concebir idea e imagen de la XXXIII Exposición de Los mejores libros para niños y jóvenes que se inauguró el día viernes 26 de abril a las 7:00 pm, con la lectura del veredicto por parte de miembros de los distintos jurados. Esta exposición de tantos años de tradición, ha contado con la colaboración en imágenes de Ana Palmero, Isol, Shaun Tan, Gerald Espinoza, entre otros.


La selección de la muestra no es sencilla. Durante el 2012, un comité multidisciplinario se reunió todos los martes a evaluar libros editados para niños y jóvenes que llegaban de distintas editoriales de Hispanoamérica. Los postulados, que este año fueron noventa libros sumando ambas categorías, son leídos por un jurado especializado que elige, en el área infantil, cinco libros originales y cinco traducciones; otro jurado que escoge tres y tres en el caso juvenil; y los bibliotecarios que se encargan de leer la muestra infantil para elegir Los tres imprescindibles de la Biblioteca. Todas estas categorías también tienen sus respectivas menciones especiales.


Este año, Cybele Peña, María Angélica Barreto, Cynthia Bustillos, Luis Chavarri y Mario Giménez se encargaron de elegir los ganadores en la categoría infantil, dejando en evidencia una muestra surtida, curiosa, de historias divertidas, pero también tiernas y reflexivas sobre temas como la guerra, la soledad, la muerte o incluso la presencia de Dios. En muchas de estas historias la aparición de los animales sorprendió, manifestándose como grandes personajes que tenían la última palabra. Son libros álbumes, abecedarios, novelas, libros informativos y objetos que revelan secretos en la oscuridad, los que muestran las novedades de autores e ilustradores fundamentales como Isol, María Teresa Andruetto, Oliver Jeffers, Tomi Ungerer y Jutta Richter. Lamentablemente títulos de David Wiesner como la edición en español de Martes o su reciente libro Art & Max quedaron por fuera de este cuadro de honor. Por el contrario, se celebra con gran emoción las menciones que recibieron los libros venezolanos Imágenes de Santiago de León de Caracas publicado por Ekaré con la mención libro informativo; y Coco y Pío también de Ekaré junto a Ratón y vampiropublicado por Lugar Común como libros entrañables.


Los Bibliotecarios de las Salas Infantiles de la Red de Bibliotecas Públicas eligieron tres títulos diferentes en sus imprescindibles, enfocando su selección en las necesidades de sus salas de lectura. Dando como única coincidencia, la mención que otorgaron a uno de los libros ganadores originales de la selección infantil, El libro que se muere de Ricardo Chávez Castañeda e ilustrado por Carlos Vélez Aguilera, editado por Grupo Editorial Norma, una novela de 256 páginas que profundiza sobre el tema de la muerte.


Por su lado, el jurado de libros juveniles conformado por María Elena Repiso, Isabella Saturno, Fulvio Quintana y Freddy Goncalves, aplaudió la calidad y complejidad de los temas en esta selección, ante todo por la gran presencia del mercado latinoamericano dentro de la muestra. Su cuadro original incluye el rescate que hiciera la editorial venezolana Camelia con  Dibujos a máquina de Rafael Cadenas, publicado originalmente en la revista CAL. La novela Palabras envenenadas de Maite Carranza, también merecedora en el 2011 del Premio Nacional de Literatura Juvenil de España, por denunciar el tema del abuso sexual en jóvenes; y Fiestas de agua: sones y leyendas de Tixtla de Ediciones El Naranjo, que acaba de recibir la mención nuevos horizontes en la feria de Bolonia de este año. Las reseñas de los títulos premiados, se pueden encontrar en la página web del Banco del Libro y en su boletín digital, donde encontrarán ganadores, postulados y también recomendados por el comité de evaluación durante el 2012.


El Banco del Libro invita a la independencia lectora y a la experiencia literaria del niño y del adolescente desde el respeto. A pesar de que la distribución de estos libros es difícil o costosa en Venezuela, esta institución busca adentrarnos en el laberinto de posibilidades, dándonos la oportunidad de acercarnos a los libros, descubrirlos y entender que la literatura infantil y juvenil es mucho más que moralejas. No en vano, desde hace treinta y tres años, este reconocimiento significa un impulso para las editoriales de distintos países, a quienes se les destaca su trabajo, mística y dedicación en el mercado de la literatura infantil y juvenil.


*esta publicación originalmente formó parte de una colaboración semanal que PezLinterna hizo para la revista Prodavinci en los años 2013-2014.

**Escrito a cuatro manos entre Isa Saturno y Freddy Gonçalves Da Silva.