Los Mejores del Banco del Libro 2014


Un niño lector, cualquiera, camina por la calle y ve a un perro flaco, misterioso y negro, muy negro. Decide llevárselo a casa, quizás tiene hambre y necesita un baño. Quizás no. Podría preguntarle a Juan Hormiga, ese diminuto personaje tal vez tenga una impresionante historia con la que pueda convencerlo sobre ese baño. No como en las fábulas de Esopo, no. Más bien como algo muy heroico, similar a las historias de su respetado abuelo. Unas aventuras que, por cierto, no le pertenecen. Pero cuidado, que no son como las del abuelo Ignacio. Este es otro abuelo que luchaba, pero de verdad. Con máscara y todo. Era un abuelo luchador que a su vez no era tan tierno como aquella abuela rural, de otra historia, que con su pequeña caja deja el profundo legado de habitar las palabras, siempre tan manoseadas, últimamente tan maltratadas. A lo mejor es ella quien, al final, tenga la respuesta sobre el bañar al perro negro. Sin embargo, tal vez sea sólo una voz.



No existe otra forma de celebrar el Día Mundial del Libro que con historias que se entrelazan, se recomiendan, se reconocen. Es por esa razón que, como ya es tradición, el Banco del libro dio a conocer esta mañana los ganadores de Los Mejores Libros para Niños y Jóvenes de 2014. Con 34 años del reconocimiento, la Institución abre al público esta exposición de libros que, cada vez con más esfuerzo, llegan a través de donaciones de distintas editoriales del mundo al país, y que son evaluados de forma rigurosa por un grupo interdisciplinario durante todo el año. Para el 2014 se alcanzaron a postular 107 libros infantiles y alrededor de 50 juveniles. Esta amplia selección, finalmente fue leída y discutida por el jurado conformado por Amelia Tovar, Carmen Salvador, Michele Carezis, Naibet Soto y Freddy Gonçalves que deliberó, en el caso del área infantil, cinco ganadores originales y cinco traducciones. En el juvenil, MaitéDautant, Sashenka García, Vanessa Hidalgo, Vicente Lecuna y Luis Chavarri eligieron tres y tres. Por último, y sin quedarse atrás, un amplio grupo de bibliotecarios de Caracas, escogieron sus tres imprescindibles de la biblioteca en su maratónico encuentro de lectura durante tres días de retiro junto a los libros.


Este año, a diferencia de otras ediciones, la lectura del veredicto se llevó a cabo en horas de la mañana debido a las circunstancias políticas y sociales que atañen al país. Este encuentro, siempre grato, con amigos lectores, editores, diseñadores, promotores de lectura, especialistas, autores e ilustradores fue más que una celebración, fue un emotivo homenaje a la lectura y a la importancia de la palabra. Un encuentro con el otro a partir de la lectura, del reconocimiento del libro como un espacio que ubica al lector niño y joven en realidades alternativas. Y es que este año la muestra destaca por las historias con un alto contenido humano, sin grandes épicas, desde los álbumes para niños que cuentan con temas como la muerte, el abuso de poder, el duelo, el bulliyng, la indigencia y la convivencia; hasta libros para los más jóvenes que hablan de la oscuridad, el dolor y la justicia. La poesía también ocupa un espacio importante dentro de la amplia lista de postulados, libros que juegan con la palabra, el significado, a partir también de las ilustraciones. Libros objeto, hermosos, que dan cabida al poder simbólico de la palabra. Se le suma a esto las audaces publicaciones para bebés, y sólidos álbumes que estimulan la lectura comprometida y creativa del niño en esta relación e interpretación del texto junto a la imagen.


Las editoriales latinoamericanas tienen una presencia vital en la muestra, con textos y ediciones originales que sorprenden; al igual que una cuidada selección de traducciones, necesarias para este tipo de mercado. A pesar de que las editoriales venezolanas estuvieron presentes en la lista, incluso dentro de los libros ganadores, el jurado lamentó que la escasez del papel mermara la oferta, tan necesaria, de estas publicaciones en nuestro país. Dan fe de libros que, aún retenidos en las imprentas, pudieron dar la competencia y ampliar la lista de ganadores venezolanos este año. Anunciaron lo compleja de la discusión, que en el caso del infantil duró cuatro horas, para darle justo reconocimiento a estos libros, muchos merecedores de premios e incluidos en importantes listas durante el año; y concluyeron que quisieron “resaltar esa literatura que despierta inquietudes creativas, intelectuales, artísticas, sociales y que tanta falta hace en el país, pero sin perder jamás el foco del niño, lector último a quien van dirigidos estos libros”.


La exposición seguirá abierta al público a la par de distintos eventos que se irán realizando en las próximas semanas. Entre ellos resalta el futuro reconocimiento “Los jóvenes hablan”, donde un grupo de jóvenes lectores elegirán su propio ganador de la muestra juvenil a través de un club de lectura que organizan en alianza el equipo de PezLinterna junto al Banco del Libro.


El evento, cuya hermosa imagen de este año fue ilustrada por el español Javier Zabala, culminó con la lectura de algunos de los libros y una pequeña merienda. De esta forma los lectores dieron inicio al Día del Libro, compartiendo álbumes, crónicas, poesías, novelas, y las simples historias de una cerdita que no quiere ser princesa, de tres amigos que buscan adaptarse al colegio, de una misteriosa joven llamada Carmilla, de un puercoespín que se enamora, de un niño que nada con pirañas y de un perro negro, flaco y misterioso al que deciden bañar. Sin imaginarse su final.


Encontrará la lista completa de ganadores, con las distintas menciones especiales y Los tres imprescindibles de la Biblioteca, en la página del Banco del libro:

GANADORES INFANTILES ORIGINALES:


El idioma secreto Autora: María José Ferrada Ilustradora: ZuzannaCelej Kalandraka, España, 2013.


Mi abuelo luchador Autor: Antonio Ramos Revillas Ilustradora: Rosana Mesa Zamudio Ediciones El Naranjo / Conaculta, México, 2013.


Lobo a la vista Versiones de Esopo: Cristóbal Joannon. Ilustradora: AgataRaczynska. Amanuta, Chile, 2013.


Juan Hormiga Autor e ilustrador: Gustavo Roldán. A buen paso, España, 2012.


Un perro en casa Autor: Daniel Nesquens Ilustrador: Ramón París Ekaré, Venezuela, 2012.


GANADORES INFANTILES TRADUCCIONES:


El niño que nadaba con pirañas Autor: David Almond Ilustrador: Oliver Jeffers Traducción: Ix-NicIruegas. Fondo de Cultura Económica, México, 2013.


Ese cambio Autor e ilustrador: Phillipe Dumas Traducción: Pablo Miranda. Babel, Colombia, 2012.


Hilo sin fin Autor: Marc Barnett Ilustrador: Jon Klassen Traductor: Teresa Mawler Juventud, España, 2013.


Ding DangDong! Autor e ilustrador: Frédérique Bertrand Adaptación gráfica: Dominique Aizpurua. Camelia, Venezuela, 2012.


Olivia y las princesas Autor e ilustrador: Ian Falconer Traducción: Clara Stern Rodríguez Fondo de Cultura Económica, México, 2012.



GANADORES JUVENILES ORIGINALES:


Flores blancas para papá Autora: Beatriz Helena Robledo Ilustradora: Alejandra Estrada SM, Colombia, 2012.


Conquistadores en el Nuevo Mundo Autor: Grassa Toro Ilustrador: PepCarrió Tragaluz ediciones, Colombia, 2013.


Abecedario del cuerpo imaginado Autora: Mar Benegal Ilustrada: Guridi. A buen paso, España, 2013.






GANADORES JUVENILES TRADUCCIONES:


Las ventajas de ser invisible Autor: Stephen Chbosky Traductora: Vanesa Pérez-Sauquillo Alfaguara, México, 2012.


Paranoica Autora e ilustradora: Jung Yumi Traductora: Diana Carolyn Cifuentes López Rey Naranjo Editores, Colombia, 2012.


Carmilla Autor: Joseph Sheridan Le Fanu Ilustradora: Ana Juan Traductor: Juan Elías Tovar Cross Fondo de Cultura Económica, México, 2013.





MENCIÓN "LOS JÓVENES LEEN"

Paranoica Autora e ilustradora: Jung Yumi

Traductora: Diana Carolyn Cifuentes López

Rey Naranjo Editores, Colombia, 2012.







*esta publicación originalmente formó parte de una colaboración semanal que PezLinterna hizo para la revista Prodavinci en los años 2013-2014.

**Escrito a cuatro manos entre Isa Saturno y Freddy Gonçalves Da Silva.