Actualizado: may 14


Las visitas de Nani

Karsihma Chugani Nankani

Ekaré, 2018


Abrir la maleta de Nani puede ser un riesgo. Es que ella, a sus escasos noventa años, es toda una aventurera. Para los que no han tenido el gusto de conocerla, ella es la abuela de Karishma, la narradora del libro (y su autora e ilustradora). Pero también es una gran cocinera, una incansable viajera y una testigo de la historia del sur de Asia y de parte de África durante el siglo XX.


Nace en la India, país del que tuvo que migrar. Vivió en Ghana donde formó una amplia familia que, a su vez, también se fue mudando al hacerse mayores. El mapa geográfico de ella siguió transformándose en un mapa emocional, llenos de puntos de encuentros a los cuales debía asistir con sus maletas llenas de especies, telas, recetas e historias. Nani es la figura fundacional de una memoria familiar que resiste a las presiones sociales o políticas que condicionan a un país, pero también es la voz de la tradición cultural del mismo. Más que una historia es un conmovedor acto de fe en nombre de la familia.


Este libro, como artículo de apreciación estética, parece salido de sus curiosas maletas de la abuela: ambicioso en detalles, bello como objeto. La encuadernación, las viñetas, las guardas, el glosario, la forma en que se disponen las recetas, el árbol familiar o el catálogo de los vestidos de Nani son un canto de resistencia a su cultura.


Estos apuntes de la memoria se disponen en el papel como un breve experimento gráfico, donde también intervienen algunas recetas de los dulces de la India. En este gesto no solo traslada ese amor personal e identitario a sus hijos y nietos, sino que construye un diálogo sostenido del afecto del que Karishma, su nieta, cuenta una versión al lector.




Actualizado: may 14



La levedad

Catherine Meurisse

Traduce: Lluís Maria Todó

Impedimenta, 2018


¿Qué pasa cuando el despertador no suena en la mañana donde absolutamente toda la vida de Catherine puede cambiar? ¡Vaya tragedia! Seguro llegará tarde a la reunión de trabajo en la revista por culpa de un despecho que no es capaz de superar y la hace trasnocharse. ¿Qué pasa si esa mañana es la del 7 de enero de 2015 en París? Catherine trabajaba en la revista de Charlie Hebdo. Esa tragedia cotidiana la rescató de una terrible fatalidad.


Esta novela gráfica explora un descenso a los infiernos desde el único idioma que su autora e ilustradora conoce: el humor gráfico. Mitad homenaje, mitad exorcismo, Catherine piensa en sus amigos y maestros asesinados durante el atentado. Lo hace mientras construye un camino hacia la redención. Es un tratado biográfico sobre el duelo.


Cuando el oficio del humor se le hace corto, decide indagar en el arte clásico para pensar en la belleza. El hilo conductor de las imágenes van de la mano con la disertación personal de la artista. El lector vive la transformación como propia. Protagonista y lector se aferran a la cultura y la amistad para poder alumbrar de nuevo la llama.

Como dice Phillippe Lançon en la introducción al libro: "Cada uno cuenta con sus pequeñas estrategias de supervivencia, aunque 《estrategia》es otra palabra excesiva: cada cual se la apaña como puede, como un marino de agua dulce atrapado en una tormenta que lo supera. El monstruo abrió sus fauces. Para unos es un tiburón. Para otros, una ballena. Catherine, como Jonás o Geppetto, están dentro del vientre del cetáceo [...] En el interior, enciende su lamparita."


Una novela gráfica vital y catártica. Divertida a la vez que reflexiva. Nos hace repensarnos en los momentos difíciles, entender la potencia de la cultura en nuestras vidas como un espejo. Nos devuelve el alivio de la belleza pero también nos permite entender las tragedias propias a través de la ajena.


Actualizado: may 14


El alma perdida

Olga Tokarczuk

Ilustra Joanna Concejo

Thule, 2019


¿Cuántas veces nos hemos sentido personas sin alma? Pensemos en esos breves instantes donde quedamos vacíos, cuando enfrentamos situaciones que hace ya tiempo dejaron de conmovernos. Esto le ocurre a la persona que espera dentro de este álbum. Un alguien con el nombre olvidado en la memoria pero fijado en el pasaporte. Alguien que siente nostalgia de sí mismo.


Bien se lo dice una doctora anciana: "Si alguien pudiera contemplarnos desde arriba, observaría que el mundo está lleno de personas apresuradas, sudorosas y exhaustas, y que sus almas también están perdidas..." Este álbum es un ejercicio de la espera. Es una experiencia contemplativa gracias al trabajo de ilustración que, como la naturaleza, rompe los límites y se apropia de una hoja cuadriculada o de una hoja de papel cebolla que separa al humano con el encuentro de su alma perdida.

Porque de eso va este libro: de un hombre sin alma o de un alma extraviada. Del encierro como un acto de rebeldía, un asomo a la meditación y construcción de una identidad más allá de las presiones del afuera. Un canto de viento a la calma. En días como los que vivimos actualmente, este álbum nos presenta otra forma de afrontar el agobio, mostrándonos como centro de nuestra propia memoria. Este encuentro alegre con lo que somos y nuestra naturaleza, quizás sea una herramienta útil para el futuro que nos espera.


Su autora, premio Nobel del 2018, vuelve a indagar en temas como el viaje y la identidad (lo ha hecho en otras de sus obras), pero esta vez con el arte como aliado. Por esa razón este libro recibió mención especial ficción en Premio Bologna Ragazzi 2018.


nuncaseolvida_1.jpg

Libros del 2019 para dar a conocer a los jóvenes, por si llegan los extraterrestres a final de año

IMG-20170322-WA0025-02.jpeg

Crónica de unas entrevistas inéditas

20190515_190002.jpg

Entrevista a los adolescentes del club de lectura en la Biblioteca municipal Pumarín Gijón-Sur

Pico-de-Neblina-4.jpg

 

16 series 2019

Podcast Cuentos del escarabajo: narración oral y canciones.

dfgsdfg.jpg

La tribu sin nombre · Potyguara Bardo

SUS FAVORITOS

NUESTRO INSTAGRAM

TAMBIÉN TWITTER

Óscar Hernández

Ilustrador

Camilo Villegas

Fotógrafo